Cuando un acontecimiento al otro lado del mundo nos paraliza.

¿Quién iba a imaginar que algo que pasó del otro lado del hemisferio nos paralizaría y nos alejaría de nuestros seres queridos?

Nuestros planes para este año eran viajar, conocer gente nueva, divertirnos, aprender, explorar y repentinamente se cancelan todas las reuniones, fiestas, conciertos, partidos; ¡todos los eventos!

Nos vimos en la necesidad de reinventarnos, de adaptarnos, de probar los retos de moda, reencontrarnos con otras formas de pasar el tiempo y así sobrellevar de la mejor forma este tiempo.

La verdad es que extrañamos estar cerca, vernos a los ojos, tener un saludo sincero, una palmada o hasta un hombro en qué recargarnos y saber que no estamos solos.

Nos damos cuenta que aún en la distancia, estamos más unidos que nunca y por eso anhelamos el momento de volver a abrazarnos, de regresar a los lugares donde hemos sido felices, de conocer sitios nuevos y hacer más amigos.

Algo es seguro. Volveremos más fuertes, más conscientes y más humanos; con el corazón abierto y dispuestos a tener más experiencias, a vivir más.

Cuídate, que hay lugares mágicos y gente maravillosa te estará esperando para vivir grandes experiencias

Deja un comentario